viernes, 25 de febrero de 2011

Olvido.

La yema de mis dedos palpan, ansiosas, histéricas; y ahí está, la cicatriz, enorme, horrible. La primera lágrima ha llegado veloz a mi encuentro.

Uno de los dedos entra en la herida que nunca sanará, la sangre empieza a salir a borbotones. Para cuando me doy cuenta, ambas manos han abierto la herida de par en par y yo me muero entre lágrimas. No, la realidad es que no me muero ¿cuántas veces he querido morir de tristeza? Uno no muere de angustia, cuesta asimilar que tanto dolor no pueda causarle la muerte a nadie.

Las manos ensangrentadas entran en la herida, y remueven mis entrañas, pero ni siquiera ahí puedo encontrarte ya, faltan pedazos de carne dentro de mí, faltan pedacitos de tus recuerdos aquí dentro. ¿Cómo era tu risa? ¿Y ese tono de voz que empleabas al enfadarte? Ha pasado tanto tiempo que ya ni siquiera puedo recordar tu manera de mirarme, tus gestos habituales.

Recuerdo la forma en la que cambiabas las marchas del 127 destartalado que nos llevaba a almorzar los domingos por la mañana, recuerdo cosas estúpidas, pero no recuerdo tu voz y quiero morir. También quise morir cuándo me di cuenta de que no recordaba tu olor, guardé la chaqueta que tenías puesta la noche en la que te encontré tendida en el suelo, la guardé en una bolsa para que conservara tu olor. Poco tiempo después el olor a ti se había marchado, aquella noche también metí mis manos en esta herida, introduje los codos, la cabeza y para cuando me di cuenta, toda yo estaba en aquel agujero negro que se te había tragado.

La herida que he abierto no me devolverá tu voz, pero no importa, hoy quiero llorar, hoy quiero sentirme culpable, quiero sentirme sola, quiero sentirme desgraciada… Tú no estás, no merezco ser feliz. ¿Cómo he podido aprender a vivir sin ti? ¿Cómo he podido sobrevivir todos estos años sin ti?

Me duermo… mañana tendré los ojos hinchado, pero tú seguirás muerta y yo viviré mi vida sin ti.

5 gota(s) de lluvia ha(n) caido**:

Lady Twilight dijo...

Me gustó mucho el texto... se nota la angustia, el dolor físico que se funde con el otro que no se ve pero se siente... me encantó la parte en la que dices que nadie muere de angustia. Cuántas veces deseé que eso pasara!
un abrazo fuerte y cálido, querida.

Marcos Callau dijo...

Antw tanta ausencia y tristeza lo único que se puede hacer es escribir un texto tan desesperado y estupendo como el que nos has regalado aquí. Hay veces que los recuerdos se desvanecen y perdemos memorias que querríamos haber guardado para siempre. Pero, de vez en cuando, mientras soñamos, extrañamente los recuperamos. Besos.

Juanjo dijo...

Uff cuanto sentimiento, que triste... ademas como ya te dije otro día, me mola el sonido de la lluvia, ayuda bastante ;).

Saludos, Juanjo.

Anne dijo...

Cómo duelen las ausencias, la pérdida de las personas que queremos.
Qué efímero es el sonido de su voz o su aroma particular.
Pero siempre permanecen contigo mientras los recuerdes.
Muy bien plasmados esos sentimientos de angustia y desolación que nos acompañan a veces en el recuerdo. Felicidades.
Un beso

Anónimo dijo...

Cielo.... Tan desesperadas suenan tus palabras ...tan duras , tan dolorosas...
Asi es la vida ,y asi la vivimos,aprendemos a seguir a delante con nuestro dolor , lo encerramos en lo mas profundo de nuestro ser,tan profundo que creemos tenerlo controlado...pero no somos tan fuertes y de vez en cuando se abre camino y logra salir de nuevo ,y nos vuelve a hacer sufrir .

Y la verdad hermanita ...es que a veces somos nosotros los que escarbamos de nuevo para encontrarlo, yo lo hago pues en el fondo lo necesito.. En ocasiones busco ese dolor escondido,pues me hace ser consciente de lo mucho que sigo queriendo a la ppersona que me dejoy que tanto añoro.
Un besote rompemuelas y un sincero lo siento. Llegaran tiempos mejores.Te quiero pingo

Related Posts with Thumbnails

¿Me sigues?

- ¿Podrías escribir en paz?
- Muñeca, nadie que escriba algo que merezca la pena puede escribir en paz.
(Charles Bukowski, Barfly )

Lo más visto

París

París
París, ella, y un par de días es todo lo que necesito. Nunca entenderé cómo, ni por qué pero ella lo consigue, consigue pegar los pedazos, sin preguntas, sin quejas, sin compasión; su risa siempre dispuesta a contagiarme; sus ojos atentos, negros, expectante, observándome, como si nada más existiera; sus labios, susurrantes, carnosos, rosados, me muerden, me besan, me arrastran; su cuerpo tibio, acompañándome, sobre mí, a mi lado, a unos pasos, nunca demasiado lejos; su viola, gritando a altas horas de la madrugada; su piso, situado en La Rue de la Harpe, pequeño, tan pequeño que no tiene puertas, nada más entrar, la cocina a la izquierda y el salón también, el ventanal, la pared, una cornisa a la izquierda y la habitación, el cuarto de baño y la ducha parecen un armario empotrado más… era minúsculo la primera vez que entré, con ella tomada de la mano; pero ahora, ahora es inmenso, o al menos así me lo parece. ~~~~PARA LEER EL EL RESTO DE LA HISTORIA click EN LA FOTOGRAFÍA
"En su texto, el escritor levanta su hogar. Así como acarrea papeles, libros, lápices y documentos de cuarto en cuarto, así crea el mismo desorden en sus pensamientos. Éstos se vuelven muebles en los que se sumerge, contento o irritable. Los golpea con afecto, los gasta, los mezcla, reacomoda, arruina. Para quien ya no tiene patria, el escribir se transforma en un lugar donde vivir."
(Th. W. Adorno, Minima Moralia. Reflexiones desde la vida dañada)
Mi foto
Estefanía V. G.
Ver todo mi perfil

ℓℓuéveme





~*~



grαciαѕ
ρσr
αѕєѕinαr
єℓ
тiєmρσ
¢σnmigσ



~*~



©

Creative Commons License

Crónicas de días lluviosos is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 3.0 España License.

Based on a work at
cronicasdediaslluviosos.
blogspot.com


~~~~~~~~~~~~

Buscar

~ єиℓαzα мι ℓℓuvια ~

¢яóni¢aѕ ∂є ∂ías ℓℓuvioѕoѕ

Code:

Tormentas y nubarrones grises

Nubes que me acompañan

Google+ Followers

RELATO PREMIADO:


"De repente me he vuelto pequeñita, tanto que un soplido podría romperme; pero ese soplo nunca llega porque él nunca respira, nunca duerme, nunca escucha; es como un centinela, sabe que sus cosas – las “cosas” de su propiedad - no se moverán. Yo… tampoco me moveré, permaneceré aquí callada, encerrada, con las ventanas y las puertas abiertas."

Para leer el relato completo: AQUI

Relámpagos

By www.rainymood.com:

Rainy Mood Website Design Copyrigth (Creative Commons) 2010 All rights Reserved. Audio Includes Samples by Rhumphires & Reinsamba