domingo, 24 de octubre de 2010

Fantasmas

La huella de sangre en el suelo secará en unas horas y formará palabras, hace poco que pasó, arrastrándose con los codos, no quedaba nada más, sólo los antebrazos, los hombros, los bíceps, la carne, los huesos; el resto... digamos que no podía sostenerse el pie. No después de todo el esfuerzo realizado.

Con los dedos de sus manos había ido quitándose la piel, líneas largas y finas, algunas cortas… una tras otra las porciones de piel sucumbieron a sus dedos frágiles, sus manos titilan, llueve en sus ojos, pero para cuando ha terminado siente el frío abrazo del viento en su carne, respira hondo, sabe que ahora llega lo más difícil, desplazarse por la superficie blanca e inmaculada del folio en blanco.

La diminuta figura de carne, huesos y sangre, recorre el papel de un lado a otro, despacio, sin gritos de dolor. Dejando lineas rojas a su paso.


En la mesa de roble, muy cerca del folio en blanco, una vela guarda luto, sus lágrimas ardientes son figuras cristalinas, siempre la misma silueta, diminuta, reluciente… que se estrella contra el roble macizo.

Ella está escondida bajo la mesa, aterrada, encogida sobre sí misma.

3 gota(s) de lluvia ha(n) caido**:

Anto dijo...

Esa hoja no quedará en blanco, Lluvia, lo sé. Una tras otra, se irán llenado con los trazos de tu mano, sean de sangre o tinta.

Un beso

Marcos Callau dijo...

Hola lluvia. Es un reto enfrentarse a un folio en blanco pero tú lo tiñes tan bien que es un placer para todos nosotros entrar aquí y leerte. Para mí has explicado muy bien los momentos anteriores a la escritura. Besos.

¢rónι¢αѕ ∂є ∂íαѕ ℓℓυνισѕσѕ dijo...

Una mala época del año ésta.

Féniz, Marcos... gracias siempre por estar, seguir y volver aquí, bajo la lluvia, siempre a compañarme.

Un abrazo.

Related Posts with Thumbnails

¿Me sigues?

- ¿Podrías escribir en paz?
- Muñeca, nadie que escriba algo que merezca la pena puede escribir en paz.
(Charles Bukowski, Barfly )

Lo más visto

París

París
París, ella, y un par de días es todo lo que necesito. Nunca entenderé cómo, ni por qué pero ella lo consigue, consigue pegar los pedazos, sin preguntas, sin quejas, sin compasión; su risa siempre dispuesta a contagiarme; sus ojos atentos, negros, expectante, observándome, como si nada más existiera; sus labios, susurrantes, carnosos, rosados, me muerden, me besan, me arrastran; su cuerpo tibio, acompañándome, sobre mí, a mi lado, a unos pasos, nunca demasiado lejos; su viola, gritando a altas horas de la madrugada; su piso, situado en La Rue de la Harpe, pequeño, tan pequeño que no tiene puertas, nada más entrar, la cocina a la izquierda y el salón también, el ventanal, la pared, una cornisa a la izquierda y la habitación, el cuarto de baño y la ducha parecen un armario empotrado más… era minúsculo la primera vez que entré, con ella tomada de la mano; pero ahora, ahora es inmenso, o al menos así me lo parece. ~~~~PARA LEER EL EL RESTO DE LA HISTORIA click EN LA FOTOGRAFÍA
"En su texto, el escritor levanta su hogar. Así como acarrea papeles, libros, lápices y documentos de cuarto en cuarto, así crea el mismo desorden en sus pensamientos. Éstos se vuelven muebles en los que se sumerge, contento o irritable. Los golpea con afecto, los gasta, los mezcla, reacomoda, arruina. Para quien ya no tiene patria, el escribir se transforma en un lugar donde vivir."
(Th. W. Adorno, Minima Moralia. Reflexiones desde la vida dañada)
Mi foto
Estefanía V. G.
Ver todo mi perfil

ℓℓuéveme





~*~



grαciαѕ
ρσr
αѕєѕinαr
єℓ
тiєmρσ
¢σnmigσ



~*~



©

Creative Commons License

Crónicas de días lluviosos is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 3.0 España License.

Based on a work at
cronicasdediaslluviosos.
blogspot.com


~~~~~~~~~~~~

Buscar

~ єиℓαzα мι ℓℓuvια ~

¢яóni¢aѕ ∂є ∂ías ℓℓuvioѕoѕ

Code:

Tormentas y nubarrones grises

Nubes que me acompañan

Google+ Followers

RELATO PREMIADO:


"De repente me he vuelto pequeñita, tanto que un soplido podría romperme; pero ese soplo nunca llega porque él nunca respira, nunca duerme, nunca escucha; es como un centinela, sabe que sus cosas – las “cosas” de su propiedad - no se moverán. Yo… tampoco me moveré, permaneceré aquí callada, encerrada, con las ventanas y las puertas abiertas."

Para leer el relato completo: AQUI

Relámpagos

By www.rainymood.com:

Rainy Mood Website Design Copyrigth (Creative Commons) 2010 All rights Reserved. Audio Includes Samples by Rhumphires & Reinsamba